Acceso eStudy La Salle

Doctorado en proyecto integrado en Arquitectura


La dirección de tesis doctorales al DPIA está vinculada al ámbito del Proyecto Arquitectónico. Cuando en su momento, en la definición de los estudios de este Programa de Doctorado de Arquitectura, se dio el caso de definir capacidades y competencias del doctor, propusimos: “A parte de las capacidades de análisis y propuesta propias del investigador, de la sensibilidad arquitectónica, se le supone una capacidad de transmitir serenidad, de dar respuesta, como profesor, y de emitir juicios críticos, como personaje con capacidad de diálogo, de integración, en definitiva con responsabilidad social”.

El carácter de una tesis de Proyectos Arquitectónicos es específico y se diferencia de una tesis de carácter científico o artístico. La visión poética se suma a la capacidad de razonamiento, sin que una excluya la otra. El carácter crítico acontece por la definición del punto de vista, que será por necesidad propio e inédito. 

La primera vocación de la redacción de una tesis doctoral es la de aportar nuevo conocimiento en un ámbito temático concreto y por lo tanto tiene que incorporar documentación inédita (planos y fotografías originales, escritos, entrevistas, etc) y una interpretación de las obras analizadas a través del dibujo o la fotografía.

El conocimiento aportado tiene que tener carácter universal, y por lo tanto se le supone la vigencia, la no caducidad. A este conocimiento se llega por un proceso de abstracción, de eliminación de aquello que sobra para quedarse con lo esencial. Esta visión esquemática, que se despliega a menudo en muchas caras, poliédricamente, refleja la capacidad del doctorando para investigar con autonomía y tener respuesta crítica.

Los objetos de estudio son los propios de la arquitectura moderna: episodios, obras, proyectos. No se trata de especular, ni de clasificar, si no de establecer relaciones con el objetivo de extraer conocimiento sintético. Se útil el establecimiento de categorías de análisis porque aporta orden y estructura al trabajo y establece una base conceptual clara. La estructura tiene que ser clara y puede ser concluyente o no. Cada objeto de estudio y definición de intenciones necesitarán de una metodología diferente, que se establecerá en el mismo proceso de investigación. 

El formato tiene que ser capaz de presentar la información gráfica y el texto en una buena correlación. Se tiene que contar con la posibilidad de incluir documentos gráficos de diferentes medidas y caracteres, y cumplir los criterios de los artículos científicos en cuanto a la citación, a la bibliografía, a las fuentes.

 

Más información: DPIA